La rinoplastia perfecta estilo Barbie ya no tiene cabida en la era de la positividad corporal

La rinoplastia perfecta estilo Barbie ya no tiene cabida en la era de la positividad corporal. Hoy los cirujanos plásticos especializados en ella han cambiado sus tratamientos.

Históricamente, la rinoplastia ha sido el arquetipo de los procedimientos destinados a corregir las llamadas “imperfecciones” con el fin de cumplir con un estándar de belleza “eurocéntrico”, de talla única y que, por lo general, considera que las narices más pequeñas son las ideales. Hoy hay una definición mucho más amplia de la belleza y por eso los cirujanos plásticos ven aumentar los pacientes que no buscan los procedimientos del pasado. Ya no se trata de reducir, sino de armonizar para permitir destacar el resto de la imagen.

Según explica el Dr. Mira: “Muchos pacientes me dicen que no quieren los contornos “perfectos”. Ni los de determinada artista. Quieren mantener su individualidad, su aspecto fabulosamente único” y añade: “Las narices respingonas que se hacían antes ahora se consideran aburridas, sosas”.

Y es que  el Dr. Mira, considerado el cirujano con más experiencia en rinoplastias en España, asegura que los pacientes quieren mejorar el aspecto de su nariz pero ya no quieren que sea demasiado “perfecta” para preservar así caracteres de su personalidad, de su rostro. Para el decano de la cirugía plástica de nariz, por  nuestra ascendencia árabe, las narices no son tan grandes como las de otras regiones. Eso es un reto para cualquier cirujano plástico. “En mi caso nunca realizaría esta intervención si no es con mi equipo humano, en mi quirófano personal, con mi microscopio, mis leds, mis navegadores, mi instrumental de precisión… y mis muchos años de experiencia”, concluye.

La tendencia de cualquier buen cirujano de hoy es hacer las narices completamente individualizadas y lejos del concepto antiguo de hacerlas todas iguales. Y estudian en sus pacientes su carácter, su genética. La tendencia en los años 80 y 90 siempre había sido hacer que la nariz fuera más pequeña, pero ahora algunas mujeres y hombres no desean tener una nariz menor, sino un poco mejor.

La ayuda de las nuevas tecnologías como el programa informático creado especialmente para el Dr Mira que que ayuda a sus pacientes a saber cómo quedarán después de su intervención. De este modo, desde la primera visita llegan siempre a un acuerdo y consiguen la armonía natural.

Dr. Juan A. Mira

Médico Especialista en Cirugía Plástica desde 1975, el Dr. Mira cuenta con más de 200 diplomas internacionales en Cirugía Estética, entre ellos los de las Universidades de Nueva York, Los Ángeles, Dallas y Lausanne.

Con más de 15.000 casos tratados a lo largo de sus más de 40 años de especialista, desarrolla todo su trabajo en la ciudad de Valencia (España), donde inauguró en 1975 el primer Centro Médico Estético de la ciudad.

Colabora intensamente en programas internacionales de investigación, docencia y ayuda humanitaria, mantiene una constante puesta al día en los procedimientos más avanzados de Cirugía Estética y participa activamente en diferentes medios de comunicación de contenido informativo y divulgativo.

Pertenece a las más prestigiosas Sociedades Científicas, entre ellas la Sociedad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de la Comunidad Valenciana, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica, la International Society of AestheticPlasticSurgery, la American Society of AestheticPlasticSurgery, etc.

Su reconocimiento internacional la viene, fundamentalmente, por su reconocida “mano experta” en rinoplastia


About vlcseo