3 formas de ahorrar agua en la cisterna

Hay que moderar el consumo de los suministros para no llevarnos sustos en la factura y para cuidar más del planeta. Por eso te presentamos tres formas de ahorrar agua en la cisterna.

1. Para cisternas convencionales
Este es el truco más sencillo para ahorrar agua en la cisterna. No exige la instalación de un nuevo sistema, puede parecer algo rudimentario, pero es barato y efectivo. En cada descarga de la cisterna se pueden gastar hasta 6 litros de agua. Este consumo se puede reducir introduciendo una botella de plástico llena de agua en la misma. Lo que se produce con ello es que el volumen que ocupa la botella no lo ocupa el agua al llenarse la cisterna, con el consiguiente ahorro.

El ahorro es aproximado al contenido de la botella: si es de medio litro, se gastará medio litro menos. Lo aconsejable es que la botella sea de un litro y medio. Debes procurar que la botella quepa y no impida la actividad de ningún elemento. En caso contrario, deberás optar por un recipiente más pequeño.

2. Sistema de doble descarga
También puedes instalar en tu cisterna un sistema de doble descarga. Este da dos opciones a la hora de tirar de la misma: para usos menores, en el que se descargan 3 litros, es decir, la mitad de lo normal y para el resto, en el que se descargan los 6 litros. Con este sistema también consigues un importante ahorro y tienes la ventaja de no tener la capacidad de la cisterna siempre limitada, es decir, que podrás realmente hacer uso de los seis litros.
3. Sistema de descarga interrumpida
Esta es la última de las tres formas de ahorrar agua en la cisterna que te proponemos. A diferencia de la doble descarga, en este caso tienes un sólo botón que pulsarás para iniciarla y volverás a pulsar para interrumpirla. De esta manera, conseguirás regular directamente tú el flujo de agua, que puedes interrumpir cuando juzgues que es suficiente.


About vlcseo